• viernes, octubre 30, 2020

Menos presupuesto frena cobertura de México Conectado

Amedi
Amedi
octubre04/ 2016

El Economista 

Debido al recorte que plantea el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 para el programa México Conectado, ahora éste estará enfocado únicamente a conectar escuelas; para este año prevé conectar 8,000 instituciones educativas las cuales se sumarían a los más de 101,000 sitios que ya han sido conectados este año.

Javier Lizárraga, coordinador de la Sociedad de la Información y el Conocimiento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), explicó a El Economista que el año pasado el presupuesto para México Conectado fue de 1,776 millones de pesos, y ahora la partida prevista para el 2017 es de a penas 250 millones.

“Tenemos una reducción muy significativa, estamos en pláticas con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y todos los actores para ver si lo podemos incrementar, pero también en paralelo trabajamos en hacer más eficiente y efectivo el gasto. Con el nuevo presupuesto que tenemos estaremos enfocando el Programa a 100% en escuelas; tenemos 101,000 sitios conectados”, dijo.

Cerca de 65% de los puntos de México Conectado están concentrados en escuelas; de ahí le siguen las instancias de gobierno, con 12.5%; instituciones de salud, con 9.5%; espacios públicos, con 8.2%; centros comunitarios, 7.4% y las instituciones de investigación únicamente con 0.1% de los sitios con conectividad.

La meta sexenal era conectar 250,000 sitios pero ésta se redujo a 150,000 sitios.

“Tenemos retos presupuestales y tenemos dos años más para cumplir con el resto (40,000 sitios). Vamos a ver cómo se comporta el presupuesto, todo va a depender de si hay suficiencia presupuestal”, detalló Lizárraga.

Puntualizó que la SCT trabaja en el diseño de una licitación para las 8,000 escuelas, “estamos buscando una solución integral más completa y eficiente”.

La dependencia pasará de un ritmo aproximado de 42,000 puntos conectados en un año a 8,000. “Le bajamos bastante pero es directamente proporcional al presupuesto”.

El funcionario reconoció que México está pasando por un momento muy complicado en temas financieros y Hacienda tiene una presión muy fuerte por reducir proyectos y decidió que a México Conectado lo va a afectar en esa forma.

“La SEP buscará las escuelas que más impacto tengan por número de estudiantes beneficiados. Con menos presupuesto hay que ser mas eficaz y más eficiente”.

Refirió que el mandato constitucional dice que en el marco del sistema de planeación democrática el ejecutivo federal incluirá en el plan de desarrollo programas sectoriales, institucionales y esenciales para tener un programa de banda ancha en sitios públicos que identifique el número de sitios a conectar cada año hasta alcanzar la cobertura universal.

Entonces “lo que vamos a hacer con las condiciones que tenemos es enfocarnos en escuelas. Los hospitales tienen sus propios recursos y ellos deberán buscar su conectividad. No tenemos un objetivo específico de conectar hospitales, sino buscar un nuevo modelo con ellos para que busquen conectarse mediante acuerdos con la industria como lo que hacemos nosotros”, concluyó.