• jueves, octubre 22, 2020

Reforma telecom cumple… a medias

Amedi
Amedi
junio13/ 2016

El Universal. Carla Martínez

En tres años, los usuarios de servicios de telecomunicaciones y radiodifusión se han visto beneficiados por una mayor oferta y menores precios, mientras que millones de personas siguen sin acceder a la telefonía fija, móvil, internet, TV de paga y más contenidos.

El 11 de junio de 2013 entró en vigor la reforma constitucional en telecomunicaciones y radiodifusión, desde entonces hay un mayor número de empresas en competencia; sin embargo, Televisa y América Móvil siguen dominando los mercados y el número de usuarios que reciben los servicios no se ha incrementado considerablemente, coinciden analistas.

Hace dos años, el IFT resolvió que América Móvil y Televisa eran agentes económicos preponderantes al contar con más de 50% de mercado en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión, y les impuso obligaciones específicas y regulación asimétrica para equilibrar los mercados.

Cifras del IFT, a diciembre de 2015, indican que Telmex tiene 65.1% de las líneas fijas y 60.7% de los usuarios de banda ancha fija, mientras que Telcel tiene 68% de las líneas móviles.

En el caso de televisión abierta, aunque la audiencia cayó 18% en el último año, Televisa se llevó 58.53% de los ingresos de publicidad de este segmento al sumar 23 mil 29 millones de pesos el año pasado de los 39 mil 340 millones de pesos estimados por la Asociación de Agencias de Medios para 2015.

En tres años hay 700 mil líneas menos de telefonía fija, en telefonía móvil se sumaron 4.1 millones de líneas y las suscripciones de banda ancha fija crecieron en 1.3 millones.

Los suscriptores de TV de paga crecieron 3.5 millones derivado del apagón analógico, pues las personas que se quedaron sin señal de televisión abierta migraron al servicio restringido.

La concentración en los mercados de telecomunicaciones ha bajado marginalmente, medida por el Índice de Herfindahl e Hirschman (IHH), donde cero es competencia perfecta y 10 mil es un monopolio, a 2015 la telefonía fija se sitúa en 4 mil 554 puntos, la telefonía móvil se ubica en 5 mil 229 puntos, la banda ancha fija en 4 mil 173 y la televisión de paga en 4 mil 151 puntos.

Sector mantiene falta de competencia. Miguel Flores Bernés, abogado experto en competencia económica de la firma Greenberg Traurig, dijo que han pasado pocas cosas buenas pero se ha mantenido una falta de competencia generalizada.

“En radiodifusión claramente no ha pasado nada, el preponderante sigue abusando de su poder de mercado y claramente el IFT se equivocó al no declararlo dominante en el mercado de televisión de paga”, subrayó.

La falta de regulación asimétrica en esos segmentos hace que el mercado publicitario en radiodifusión y TV restringida se vean afectados.

“Creo que los anunciantes tendrán miedo de ir y quejarse ante el IFT, los competidores que tengan alguna relación con Televisa, igual. En realidad no va a pasar nada por esa vía”, agregó.

Flores Bernés dijo que se va a seguir viendo un mercado controlado por Televisa pues no se observan avances.

Respecto al segmento de telecomunicaciones, indicó que se esperaba un gran cambio y se vieron reducciones en las tarifas en telefonía móvil, pero “van pasando los meses y vemos que las tarifas de internet están aumentando”.

“Si lo que queremos en este país es que el internet llegue a todo mundo tiene que bajar de precio y no subiendo, es muy grave que ahí no veamos esa reducción de tarifas si internet es lo que mueve toda la información”, expuso.

Para Flores Bernés, “la gran esperanza es la Red Compartida”, que puede cambiar el mercado. “Van a reducir el costo del insumo y podemos generar una competencia fuerte en el producto más importante, que es internet”.

Falta conectar a mexicanos. Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit (CIU), mencionó que se perciben beneficios como el crecimiento en mejor calidad, velocidades de internet y cobertura, pero “no se nos olvide que son muchos millones de mexicanos faltantes”.

Los usuarios de los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión se quejan de los servicios y el tema de atención a clientes es una asignatura pendiente pero hay gente que no alcanza a tener el estatus de conectados, subrayó Piedras. “Sigue siendo una tarea muy grande porque los desconectados siguen siendo muchísimos”.

El experto propuso que el problema se puede solucionar con una política fiscal que elimine el IEPS y, junto con la iniciativa privada, se aplique descuentos para que la base de la pirámide cuente con equipos y servicios.

“Una ruta que puede tomar el gobierno para esto, y que no ha tomado, es una política fiscal para las telecomunicaciones en lugar de aplicar el IEPS, un impuesto de lujo que contrasta con una Constitución que dice que la conectividad es derecho básico universal del ciudadano”, recalcó Piedras.

Para el director de The CIU, la Red Compartida no va a solucionar el problema de conectar a quienes carecen de servicios porque compite con otras empresas privadas, no hay incentivos para demandar sus servicios y se dirige a que la usen los operadores móviles virtuales que son empresas de nicho y los sectores de bajos recursos económicos no son de nicho.

Pendientes por resolver. María Elena Estavillo, comisionada del IFT, aseguró que han tenido avances sustantivos en los tres años desde la reforma constitucional.

“Tenemos por ejemplo un logro muy grande de la reforma dos agentes económicos preponderantes, sujetos a un esquema de regulación asimétrica que a lo que nos debe llevar es a emparejar las condiciones en las que compiten todas las empresas en el mercado”.

Sin embargo, reconoció que no tienen todo resuelto. “Es un camino largo que tenemos que ir ajustando, para que sea exitoso tenemos que estar supervisando que se cumplan las disposiciones que si hay algo que corregir tengamos mecanismos para hacerlo y, por ejemplo, de eso nosotros mismos, en la resolución de preponderancia, previmos hacer una revisión cada dos años sobre los resultados de las medidas”.

Dijo que este tipo de procesos han llevado muchos años en otros países mientras que en México se han logrado cambios rápidos, por ejemplo, en la baja de tarifas de servicios móviles.

“A veces es difícil decir que estos procesos llevan muchos años pero también hay que ser realistas, el funcionamiento de los mercados no se puede cambiar de la noche a la mañana; sin embargo, sí podemos ir viendo modificaciones que a lo mejor no en todos los casos son espectaculares pero sí importantes”, señaló Estavillo.

Agregó que se discute a qué se deben los cambios en el sector, si se debió a las medidas tomadas por el instituto o si fue la reforma, para Estavillo, se trató del entorno en su conjunto.

“Aquí no se trata de quién se busca la estrellita, todos tenemos una responsabilidad para que esto funcione mejor y nosotros estamos cumpliendo con nuestra parte de responsabilidades”, concluyó la comisionada.