• jueves, octubre 22, 2020

Pendientes, iniciativas sobre libertad de prensa

Amedi
Amedi
junio27/ 2016

La Jornada. Andrea Becerril

El Congreso federal tiene pendientes de resolver varias iniciativas relacionadas con proteger la libertad de expresión y detener la violencia contra periodistas, advierte un estudio del Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado.

El documento detalla que de 2000 a junio de 2015 en el país fueron ultimados 103 periodistas.Asesinatos, desapariciones, lesiones y amenazas contra periodistas representan un factor de descomposición social, al no permitir que la sociedad esté informada y comunicada.

En el cuaderno de investigaciónViolencia hacia los periodistas y libertad de expresión refieren que los delitos cometidos para coartar este derecho también representan una amenaza constante para el Estado mexicano.

Se resalta que en la actual legislatura se han presentado dos iniciativas de ley sobre el tema de prevención de violencia hacia comunicadores, las cuales están pendientes de revisión y discusión. En la pasada legislatura se presentaron otras 15, de las cuales dos se aprobaron, ocho aún no se dictaminan, tres tuvieron dictamen negativo y dos fueron desechadas.

País peligroso

El IBD, que encabeza el coordinador perredista, Miguel Barbosa, resalta que a pesar del trabajo realizado, diversas estadísticas muestran a México como un país donde es peligroso ejercer el periodismo por asesinatos, desapariciones, lesiones y amenazas.

El peligro no se limita a individuos, sino que incluye corporaciones e instituciones en materia informativa. En ese sentido, México recibió el puntaje más bajo en más de una década –63 puntos de 100– en el informe La libertad de prensa 2015,publicado por Freedom House, por lo que se coloca en el lugar 139 de 199 naciones, como país con libertad de ejercicio de prensa parcial.

Esa organización refirió que el principal factor que merma la libertad de prensa ha sido la aprobación y uso de leyes restrictivas contra los medios de comunicación, a menudo por razones de seguridad nacional, así como los límites a la capacidad de los periodistas, nacionales y extranjeros para informar libremente dentro de un país determinado.

La Dirección General de Análisis Legislativo del IBD detalla que, de acuerdo con El Barómetro de la Libertad de Prensa, de 2004, al primer trimestre de 2016 se ha confirmado que 53 periodistas fueron asesinados en el país.