• miércoles, octubre 28, 2020

Licitación de canales de TV, con riesgos

Amedi
Amedi
junio06/ 2016

El Universal. Carla Martínez

La creación de poder mediático local, propiedad cruzada de medios y cacicazgos mediáticos son los riesgos de licitar canales de Televisión Digital Terrestre (TDT) de manera individual, advirtió Jorge Bravo, analista de MediaTelecom Policy and Law.

“Se vislumbrarían empresas locales que adquirirían poder mediático local al comenzar a operar televisoras, o una propiedad cruzada de medios, por ejemplo, periódicos o radiodifusoras que escalarían de forma natural a la televisión local”, dijo.

El pasado jueves, la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT lanzó a la opinión pública las prebases de licitación de 148 canales de televisión digital, de los cuales 25 localidades tienen oferta de dos frecuencias y donde se considera la licitación de canal por canal.

Bravo comentó que el esquema busca crear un modelo de pequeñas televisoras locales como ocurre en Estados Unidos, con la diferencia de que en México, a excepción de algunas ciudades principales, no necesariamente se tiene el poder económico para crear ese tipo de mercado.

Otro riesgo de utilizar este esquema en México, con una economía débil, es la creación de cacicazgos mediáticos con poder de influencia política local, estatal o municipal, y que ese fuera su modelo de negocio, que añadiría contenidos y publicidad localistas, mencionó el analista.

Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, mencionó que la licitación no contempla candados para evitar que se generen nuevos grupos mediáticos que controlen la información. Aseguró que esperan mayor diversidad y competencia que van a generar nuevas propuestas.

“Creo que a la hora en que vamos a meter más competencia a través de esos nuevos canales se van a tener que reacomodar las propuestas programáticas, incluso entre los actuales proveedores de televisión”, expuso.

Jorge Bravo advirtió que esta propuesta de bases de licitación puede cambiar considerablemente, pues todavía no cuenta con el visto bueno del pleno del IFT.

Ramiro Tovar, analista en telecomunicaciones, celebró que sea tan flexible el concurso que contempla la licitación de los 148 canales de manera individual, pero reconoció que habrá localidades que no serán atractivas para las empresas y quedarán desiertas esas frecuencias.

“Al hacerlo por canales no quiere decir que por la flexibilidad todos puedan ser colocados, con esto van a quedar canales remanentes y regiones, poblaciones o localidades remanentes”, aseguró Tovar.

Subrayó que en estas prebases el regulador ofrece la mayor flexibilidad posible, “es acertado siempre y cuando eso aumente el número de postores potenciales”.

Las frecuencias que queden disponibles podrían volverse a licitar, dijo Tovar, pero Navarrete precisó que en estos canales no se va a contemplar una nueva licitación.

En cuanto a la pluralidad de contenidos, Tovar señaló que la Unidad de Competencia del IFT debe contemplar la propiedad cruzada de medios como parte de la evaluación relacionada con mercado relevante.