• Domingo, diciembre 16, 2018

Yes we can: Reglas digitales de Obama

Jorge Fernando Negrete
Jorge Fernando Negrete
febrero20/ 2017

Nunca en la historia de las comunicaciones se avanzó tanto como en los 8 años de administración del ex Presidente de Estados Unidos, Barack Obama. La industria de las TIC y las telecom tuvo un desempeño paradigmático. La presión tecnológica y competitiva generó nuevos modelos de negocios e innovación. Lo que ocurre en EUA en comunicación es una tendencia de lo que sucederá en los demás países.

Obama representa un antes y un después en la configuración de la economía digital del mundo. En una entrevista con The New York Times señaló que es “la persona más grabada, filmada y fotografiada de la historia”. Si bien las principales redes sociales se fundaron antes de su presidencia, éstas vivieron la mayor adopción durante su gobierno. Como él mismo lo indica, “soy el primer presidente que vino junto con la era digital”.

Obama fue un Presidente cercano a la tecnología y amigable con Silicon Valley. Su mandato se caracterizó por estimular al sector y las empresas tecnológicas y por políticas públicas enfocadas en impulsar el uso de nuevas tecnologías e incrementar el acceso a Internet.

Por ello, cito algunos hallazgos que Mediatelecom encontró durante la revisión de las acciones de Obama en comunicaciones digitales.

Regulador disruptivo. La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) buscó el despliegue de redes 4G/LTE y favoreció consolidaciones convergentes para un entorno más competitivo a nivel global. Algunas de las operaciones autorizadas fueron: AT&T-DirecTV, Time Warner Cable y Bright House, Clearwire-Sprint por Softbank, Comcast-NBC Universal, consolidación de Verizon al salir Vodafone, Yahoo por Verizon y Warner Cable por Comcast. Dejó estimulado el clima para las consolidaciones de AT&T-Time Warner, Liberty-T-Mobile y Verizon-Charter.

Toda fusión fue acompañada de obligaciones de cobertura y tarifas accesibles. El valor de las transacciones sumó 242 mil 391 mdd, una cifra que habla de la importancia de este sector para la economía estadounidense.

Política pública. La primera acción de su mandato fue crear Conecting America, su plan de banda ancha, con un Fondo de Servicio Universal de 2 mil millones de dólares (mmdd) para zonas rurales; el programa Lifeline para financiar la adquisición de dispositivos móviles e Internet; el programa E-rate para llevar Internet de alta velocidad a las escuelas con 1.5 mmdd. Se comprometió a llevar Internet a 12.5 millones de ubicaciones en 4 años con 1 Gbps de velocidad para cualquier escuela; el apagón analógico y estímulos por 100 mmdd para investigación y desarrollo en energía renovable, expediente médico electrónico e infraestructura de banda ancha.

Conectividad. EUA es uno de los países mejor conectados, con base en una fuerte inversión y competencia por infraestructura que permiten nuevas ofertas de servicios. Según el Networked Readiness Index, EUA destaca por su ambiente de negocios e innovación.

Hasta 2015, la penetración de Internet fue de 87 por ciento de la población. Realizó el primer lanzamiento de LTE en septiembre de 2010, llegando a convertirse en el país con la mayor cantidad de conexiones 4G en el mundo (detrás de China por número de conexiones). Se distinguió por tener uno de los mayores índices de penetración de smartphones, cercana a 80 por ciento. EUA cerró 2016 con 324.5 millones de conexiones móviles (voz y datos), una penetración de 116 por ciento. La banda ancha fija superior a 25 Mbps se triplicó desde 2012 a 2015.

Negocios disruptivos. El periodo de Obama coincidió con la revolución del video en línea. YouTube, fundada en 2005, tiene más de mil millones de usuarios. Netflix pasó de tener 23.5 millones de suscriptores globales en 2011 a 93.7 millones en 2016. Facebook tenía cuatro años de existencia a la llegada de Obama, pero fue en 2012 cuando realizó su oferta pública inicial en la Bolsa de Valores y pasó de 64 millones de usuarios en 2009 hasta 1600 millones en 2016. Hoy vale 311 mmdd. Twitter llegó a 313 millones de usuarios en 2016 cuando realiza su salida a la Bolsa.

Microsoft logró en 2015 su nivel de ingresos más alto con 93 mil 518 millones de dólares. En 2015 nació oficialmente Alphabet, matriz de Google, ahora con un valor de 530 mmdd. Si hay un dispositivo que pudiera señalarse como el ícono de la última década, tendría que ser el smartphone, con el cual Apple se consolidó como una de las más grandes empresas tecnológicas en la historia con el lanzamiento del iPhone, que ha vendido más de mil millones de unidades. En 2014, la compañía logró una valuación de 700 mmdd, la primera en alcanzar dicha cifra en la historia financiera de EUA. Amazon es el más grande sitio de comercio electrónico con ingresos totales en 2015 por 107 mmdd.

Algunas empresas tecnológicas ya existían antes de la llegada de Obama; sin embargo, fue durante su gobierno cuando tuvieron un crecimiento insólito, impulsado por el interés de su administración por apoyarlas, detonar la economía digital y desplegar una amplia red e infraestructura de banda ancha que desarrollara la innovación, la economía y el comercio digital en EUA y con el resto del mundo.

El Presidente Barack Obama será recordado en la historia reciente de las comunicaciones y la economía digital como un visionario que facilitó la fusión, consolidación, convergencia y globalización de las empresas estadounidenses y la sociedad de la información. Mientras EUA regresa a la revolución industrial, ¿seremos capaces de liderar en México y América Latina nuestra revolución digital?

Twitter: @fernegretep