• domingo, septiembre 27, 2020

Las nuevas guerras de Televisa: Megacable y Netflix – Primera parte

Amedi
Amedi
octubre10/ 2016

Homozapping

A escasas semanas que Televisa anunciara el “relanzamiento” de sus nuevos contenidos, inició una nueva batalla en dos frentes: con la compañía Megacable, la tercera más grande del país con 3 millones de suscriptores, y Netflix, la poderosa plataforma norteamericana over the top (OTT) que distribuye contenidos de series, películas y telenovelas a nivel global vía internet.

Los ejecutivos de Grupo Televisa cambiaron de la guerra del triple play (servicios de audio, video e internet) en contra de América Móvil a la disputa por las nuevas plataformas de distribución de contenidos audiovisuales, con reglas que han cambiado a raíz de la reforma de telecomunicaciones y, sobre todo, a partir de la expansión de la tecnología digital que ha abaratado el acceso de series y películas a través del internet de banda ancha.

Para Televisa la suspensión de sus canales con Megacable representa, alrededor de 3 millones de dólares mensuales menos, según cálculos de especialistas en el mercado, aunque la consultora Goldman Sachs estimó que “dado que nuestras estimaciones señalan que Megacable contribuye menos del 1 por ciento de los ingresos consolidados de Televisa, los efectos no serán perceptibles en medio de su fuerte crecimiento orgánico”.

Sin embargo, advirtió Goldman, Televisa “sigue estando moderadamente expuesta a una continua disminución de la demanda de sus canales de tv de paga, que es un reflejo de los operadores de operadores de tv de paga a los cambios en la percepción de valor como resultado de las reformas de telecomunicaciones y de una mayor preferencia de los consumidores por las OTT”, es decir, por plataformas como Netflix.

La diputa con Megacable y con Netflix afectarán en las dos áreas más importantes de los ingresos de Televisa: las ventas de televisión de paga que representan el 32.2 por ciento de sus ingresos y la venta de sus contenido que representan el 36.3 por ciento, según sus propios informes trimestrales ante la Bolsa Mexicana de Valores.

Disputa con Megacable

La disputa más álgida se ha producido en estas dos semanas con Megacable, empresa de Enrique Yamuni, que en otro momento fue socia y aliada de Televisa en la estrategia de triple play, y ahora es su adversaria. Apenas el 5 de octubre Megacable anunció ante la Bolsa Mexicana de Valores una alianza con la empresa de telecomunicaciones Maxcom por 12.9 millones de dólares para dar los servicios de triple play que antes los daba con las empresas de Televisa.

El anuncio representó un incremento de 15.75 por ciento en las acciones de Maxcom y un repunte de 3.75 por ciento para Megacable, que planea expandirse hacia Puebla, Querétaro, Toluca y el Distrito Federal, territorios donde son más fuertes Izzi y Sky, las dos principales empresas de televisión de paga de Televisa.

Un mes antes que se confirmara esta sociedad, Megacable anunció el 5 de septiembre que bajaba 14 señales propiedad de Televisa Networks, la compañía de distribución de canales de televisión de paga de la empresa de Emilio Azcárraga Jean por no llegar a un acuerdo con las tarifas tasadas en dólares con Televisa.

“Lo que hizo Megacable nosotros lo aplicamos desde hace dos años y no pasó nada”, rememora Salomón Padilla, representante de la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México (ATIM), que agrupa a 55 pequeñas cableras con poco más de 200 mil suscriptores.

“El problema para Televisa es que Megacable es el único cliente grande que le quedaba y dejará de recibir, mínimo, 3 millones de dólares mensuales que para estas circunstancias es un dineral”, abundó Padilla, consultado por Proceso.

-¿Por qué decidió Megacable romper con los canales de Televisa?

-Por lo mismo que nosotros lo hicimos. Antes de la ley teníamos que hacer compras ‘empaquetadas’, es decir, para tener acceso al canal 2 o a sus señales abiertas tenías que comprarles sus 14 canales de Televisa Networks. Ahora la ley prohibió esto.

Megacable, compañía que posee el 16 por ciento del mercado de televisión de paga, sólo por debajo de Sky, filial de Televisa, con el 33 por ciento, y de Grupo Dish, de Grupo MVS, con el 23 por ciento.

La otra compañía de televisión de paga de Televisa, Izzi, marca que sustituyó a la de Cablevisión, tiene el 14 por ciento de este mercado, según los datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Los canales que originalmente suspendió Megacable fueron los de Unicable, Gala TV, TL Novelas, De Película, Golden, Golden Edge, Bandamax, Ritmoson, Telehit y Tiin, ya que las señales abiertas de Televisa, como el canal 2 o el 5, los puede tener de manera gratuita.

Grupo Televisa solicitó a Megacable una auditoría sobre el número de suscriptores que posee hasta la fecha y ordenó el retiro de otros canales que distribuye Televisa Networks como son TDN, UTDN, Telemundo, Golden Premier, Canal 2 Delay (rebautizado como De las Estrellas) y UFC.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones y los tribunales de telecomunicaciones, autoridades responsable de regular estos litigios entre este tipo de empresas, se han mantenido al margen.

En contraste, la Procuraduría Federal del Consumidor, del gobierno federal, inició una investigación en contra de Megacable y le solicitó que informe a sus suscriptores sobre el corte de señales, con tiempo de antelación y forma de compensación.