• Miércoles, noviembre 22, 2017

Senador pide a Semarnat informe sobre televisores desechados

Amedi
Amedi
octubre24/ 2016

Milenio

Ciudad de México

Debido a la poca información acerca de la implementación y resultados del “Programa Nacional para la Gestión Integral de los Televisores Desechados por la Transición a la Televisión Digital”, el senador Raúl Aarón Pozos Lanz, del Grupo Parlamentario del PRI, pidió a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) un informe sobre el número de televisores desechados, el manejo que se les da y los recursos ejercidos hasta el momento.

El legislador puntualizó que el apagón analógico terminó con las transmisiones de televisión en formato analógico y que fueron sustituidas por transmisiones digitales.

Al respecto, explicó que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), entregó televisores digitales a las familias beneficiarias de diversos programas de desarrollo social, con el propósito de garantizar el derecho a la información.

Argumentó que la entrega fue supervisada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que también se encargó de realizar los “apagones” en toda la República.

Al respecto, señaló que la responsabilidad del gobierno no sólo debe abarcar garantizar a los mexicanos el acceso a la información por medio de la televisión; sino también asegurar que los televisores analógicos desechados no provoquen ningún tipo de daño al medio ambiente.

“La incorrecta disposición de este tipo de residuos genera un gran peligro, ya que son aparatos que contienen elementos tóxicos como polímeros, metales y vidrio que, con el tiempo, generan contaminación del suelo, del aire y del agua e incluso generar problemas de salud para la población”, advirtió.

Por ello, dijo, se debe tomar en cuenta que no se trata únicamente de los que se sustituyeron por parte de la SCT, sino los de toda la población: aproximadamente 40 millones de aparatos eléctricos, los cuales, al cumplir con su ciclo de vida útil se convierten en residuos o desechos cuya nomenclatura en español es RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos).

El legislador precisó que de acuerdo a la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), en los últimos diez años los RAEE han experimentado una tasa de crecimiento de aproximadamente cuatro por ciento a nivel mundial.

En 2014, detalló, la generación de RAEE en el continente americano fue de 11.7 millones de toneladas métricas, en donde México aportó 1.0 millones de toneladas métricas, considerado como uno de los tres países con mayor generación.