• Viernes, diciembre 14, 2018

Pese a avance en telecom, 40 millones sin cobertura

Amedi
Amedi
septiembre01/ 2016

El Universal. Carla Martínez

En cuatro años del actual gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el sector de telecomunicaciones y radiodifusión ha brindado resultados a empresas y usuarios, pero todavía siguen pendientes de llevar servicios a 40 millones de mexicanos.

La participación anual del sector telecomunicaciones como porcentaje del PIB nacional en 2012 era de 2.90% y para el primer trimestre de 2016 ascendió a 3.6%; además, a enero de este año ya había cuatro operadores móviles virtuales dando servicio de telefonía móvil, y también se dio la llegada de la empresa AT&T.

Los precios cayeron como resultado de la reforma en telecomunicaciones y radiodifusión que fue resultado del Pacto por México y entró en vigor en 2013. Otro cambio es que la Larga Distancia Nacional se eliminó y los precios de telefonía móvil disminuyeron 32.4%, mientras que en telefonía ja la baja fue de 4.3%.

El mayor número de competidores y precios más bajos son los avances representativos en el sector de telecomunicaciones en el país, pero especialistas coinciden que el reto es llevar servicios a 40 millones de mexicanos que se ubican sobre todo en zonas rurales.

Jorge Fernando Negrete, presidente de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi), reconoció la propuesta de reforma en telecomunicaciones realizada por el Ejecutivo, pues la renovación de un marco jurídico transformó el ambiente competitivo del sector.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que además de regular el sector se encarga de la competencia económica, y que se creó como parte de la reforma constitucional, ha trabajado “poco a poco” sin causar colapsos, dijo Negrete.

“El hecho de haber mantenido con templanza, así como un manejo político y regulatorio, han generado cambios dramáticos en el sector”, armó.

Sin embargo, subrayó que en los dos años que restan de esta administración, la obsesión del regulador y de la política pública debe ser la cobertura, y ya no tanto la competencia.

“La asignatura pendiente que son los 40 millones de mexicanos que no están conectados necesita de una mayor inversión, de decisiones donde no solamente vaya el gobierno con la Red Compartida, es muy importante, va a dar frutos, está en la Constitución, pero no debe ser la única acción para generar cobertura”, indicó el presidente de la Amedi.

Postergan proyectos. Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit (CIU), aseguró que dos años son buenos para avanzar, pero “lo preocupante es que ya han transcurrido cuatro años y la agenda sigue siendo extensa y postergándose”.

Este año se han retrasado las fechas del proyecto de la licitación de la Red Compartida y el concurso sobre la banda de 2.5 GHz, además de que queda pendiente el destino de 148 canales de televisión digital abierta, que quedaron desiertos durante la licitación de las dos cadenas nacionales de TV realizada el año pasado.

A lo anterior se suma el reemplazo del satélite Centenario, que presentó fallas durante su lanzamiento, y respecto al cual la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) lleva a cabo un análisis.

“Una característica ha sido la postergación de metas, y eso genera confusión, incertidumbre para un sector que necesita mucha claridad”, destacó el experto en telecomunicaciones.

El director de The CIU recomendó a las autoridades que aceleren el paso, pues aunque la reconstrucción del marco legal y constitucional ha sido importante para est sector, deben concretarse los pendientes.

Además, pidió que las autoridades informen sobre “acciones de gobierno, no eventos de mercado que se han confundido, y entonces se habla del crecimiento de ingresos y líneas, y esos son efectos de las condiciones tecnológicas del mercado y regulatorias”.

Zonas rurales, pendiente a cubrir. México sigue por debajo de otros países de América Latina en cuanto a penetración de dispositivos móviles y banda ancha, que son clave para el avance económico del país.

“Aunque México creció bastante en términos de penetración móvil, no puede ser todavía el líder de banda ancha en América Latina; de hecho, la mayoría de los países ya superaron 100%, y en México eso todavía no pasa”, dijo Iván Marchant, vicepresidente de ComScore para México, Centroamérica y Perú.

El directivo mencionó que el país ha avanzado gracias a la competencia, pues se han consolidado jugadores y existe una oferta agresiva, pero hace falta que ese esfuerzo alcance a las áreas rurales.

“Creo que la parte urbana está cubierta pero la parte rural es una muy buena oportunidad para seguir creciendo”, señaló Marchant.

􏰃