• lunes, marzo 30, 2020

La CNTE de las telecom

Jorge Fernando Negrete
Jorge Fernando Negrete
julio11/ 2016

Publicado en Reforma el 11 de julio de 2016

La estrategia es simple: negar avances, confundir, minimizar el impacto en el mercado y los beneficios al usuario. Desviar la atención de los fines primordiales de una regulación que busca beneficiar al consumidor. Descalificar la autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) afirmando cooptación, ausencia de independencia e incluso no falta quien sugiere la necesidad de un auditor superior para el IFT.

Otros más buscan crear pánico indicando que el tamaño de una empresa es el objetivo de la regulación y condicionan la competencia efectiva a la cuota de mercado. Se busca dañar la credibilidad de la autoridad con argumentos esquizofrénicos, falsos y sin técnica.

Los discursos ideológicos son la confesión pública de la falta ideas. El triunfo de la diatriba sobre el argumento, del miedo sobre la solidez de las ideas, en suma, del debate indigno e irresponsable. El control de la conciencia mediática es la nueva cooptación. La amenaza o el litigio, como en la licitación de frecuencias de radio.

En el Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones (20-24 de junio, Cancún), decenas de reguladores de América Latina y organismos internacionales reconocieron los avances y beneficios de la reforma telecom, incluso como fuente de inspiración regulatoria. México obtuvo en 2 años y medio lo que casi en una década los demás mercados. Ahora estos países buscan nuevos marcos regulatorios robustos y convergentes.

¿La regulación asimétrica ha funcionado? Sin duda. ¿Ha cumplido sus objetivos en materia de competencia? La evidencia empírica demuestra que sí. ¿Ha llegado el momento de eliminar por completo la regulación asimétrica? Claramente no. Las eficiencias estáticas y dinámicas de la regulación están presentes en distintas etapas económicas. ¿Debe eliminarse la preponderancia? Mientras la Constitución la defina como 50% del mercado seguirá existiendo. Por eso debemos continuar con la progresión y modulación regulatoria.

¿Es momento de generar competencia en mercados como el de TV de paga? Sin duda. Por virtud de la reforma se consolidó un único operador convergente, se concentró el mercado, se incrementaron las tarifas, se privilegiaron los contenidos de un grupo económico sobre otros, existe control de precios en la oferta de señales de TV de paga, un solo agente innova, hay un impacto negativo sobre la diversidad informativa y la pluralidad, no hay presión competitiva convergente para bajar las tarifas de TV de paga, ni eficiencia de redes, ni competencia vertical.

Toda regulación asimétrica es temporal por definición y para nuevos entrantes; su objetivo es eliminar barreras para generar competencia. Tres países cuentan con empresas con más de 50% del mercado: Costa Rica (ICE), Uruguay (Antel) y España (Telefónica). Conclusión: importa más la fortaleza del regulador que el tamaño de los operadores.

¿Qué ha inspirado la reforma mexicana? El nuevo marco legal en Argentina, que tiene como base la convergencia. La coordinadora de la Comisión Redactora de la Nueva Ley de Comunicaciones Convergentes (así se llama), Silvana Giudici, presentó 17 principios que regirán la legislación. Los pilares: convergencia, pluralidad, diversidad, acceso a la información, libertad de expresión, federalismo y producción nacional de contenidos.

Sus principios: “1) las Comunicaciones Convergentes son aquellas que permiten recibir, producir, transportar y distribuir información, opinión, contenidos –garantizando la libertad de expresión y el acceso a la información– con independencia de las plataformas tecnológicas. 2) Los operadores de las Comunicaciones Convergentes deberán garantizar el pleno ejercicio de la libertad de expresión y el acceso a la información promoviendo la pluralidad y diversidad de voces en los términos previstos por la Convención Americana sobre Derechos Humanos”.

La de telecom ha sido la única reforma estructural con éxito, pero si el debate y la conectividad a 50 millones siguen posponiéndose, llegaremos a 2018 diciendo: “estamos empezando a discutir acerca de un futuro que ha pasado”.

Etiquetas: