• Lunes, diciembre 11, 2017

IFT: los regulados traen a su pandilla

Jorge Fernando Negrete
Jorge Fernando Negrete
julio24/ 2017

Publicado en Reforma el 24 de julio de 2017

Analistas y medios de comunicación fueron convencidos de que el Congreso se convierta en regulador telecom al extirparle las facultades en materia de interconexión al IFT y después que la Suprema Corte analice las condiciones de competencia del mercado y sus efectos en los usuarios y las empresas.

¡Vaya exabrupto y disparate regulatorio! Un sector de la industria de la radiodifusión y operadores telecom encabezan este exorbitante ataque a una de las instituciones más eficientes del Estado mexicano.

Un destacado analista del sector telecom indicó la semana pasada: “una decisión de la SCJN a favor de Telcel/Telmex -más allá del impacto económico a empresas y a consumidores- sería una probable sentencia de muerte para el IFT. Si de por sí en ningún país del mundo existe un órgano regulador en telecomunicaciones y radiodifusión que sea ajeno al Poder Ejecutivo de sus respectivos países -como aquí lo es el instituto- el que ahora la Corte diga que la mayoría del Congreso de la Unión, junto con el Presidente de la República en turno, no pueden, vía ley, regular al sector más dinámico en la economía y más relevante por lo mediático, hará que quien sea el siguiente Presidente (2018) tenga gran interés por desmontarlo o tomar su control”. Y abunda: “¿El siguiente Presidente va a tolerar un órgano autónomo prácticamente sin contrapesos y que no le haga caso ni a él ni al Congreso de la Unión?”.

A los pocos días aparece un artículo del muy destacado César Camacho Quiroz, firmado como Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI y Presidente de la Junta de Coordinación Política en la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados. Don César, después de apoyarse en un análisis basado en un estudio de la OCDE que dio origen a la reforma del sector, concluye: “Esta medida abatió los costos para los usuarios que somos todos, incentivó la competencia y atrajo nuevas inversiones al país, permitiendo la entrada de nuevos operadores de telecomunicaciones; generó beneficios palpables para los usuarios finales; incrementó el número de usuarios, y mejoró la calidad de los servicios”.

Me apena que don César concluya tal inconsecuencia, digna de sorna en cualquier seminario de regulación básico. Su silogismo comienza con la hipótesis errónea, argumenta hechos regulatorios de independencia jurídica y económica distinta; mezcla inversión extranjera con incremento de usuarios y calidad, cuando cada acción merece análisis regulatorio específico, competencia del IFT.

Eso pasa por no estudiar y opinar con interés político. Mire, don César, ya que argumentó con fundamento en la OCDE, le presento esto que sus asesores no le mostraron: dice la OCDE: “existen serias deficiencias en el texto actual que deben resolverse”; entre las “serias deficiencias” de la iniciativa se encuentra que es “demasiado detallada en cuanto a la regulación de interconexión”. Que la propuesta de “tarifas de interconexión asimétricas”, como señala el artículo 131, “son decisiones que el IFT debería tomar, con base en los resultados de un análisis cuidadoso. Si se mantiene tal nivel de detalle, podría minar gravemente la capacidad del IFT para regular el sector, así como para adaptarse a un entorno que cambia con rapidez. Por tanto, recomendamos eliminar el citado artículo 131”.

Qué poca fe tiene don César en las instituciones y qué fácil destruir la credibilidad de un órgano técnico y concluir falsedades. Hace 3 años sostuve que esta tarifa volvería perezosa la inversión y a los operadores, la realidad comprueba empíricamente mi hipótesis.

De acuerdo con el Wireless Matrix, Telefónica ha invertido en México en estos 2 años sólo 4,600 millones de pesos por año. Le adelanto, don César, que el modelo regulatorio diseñado por ustedes eliminó las obligaciones de cobertura universal al preponderante; cada nuevo ciudadano conectado lo hace más preponderante y a sus competidores sólo les interesa montarse en la infraestructura de él, nadie quiere invertir en áreas rurales.

Faltan 50 millones de mexicanos por conectar; en cobertura móvil sólo superamos a Cuba y Haití; y usted buscando subsidio regulatorio, baja de inversión, engaño a los mexicanos y destrucción del IFT. A ver que piensa el presidente cuando al negociar el TLC-Telecom se entere que la FCC en Estados Unidos regula interconexión y aquí el IFT no: asimetría regulatoria de autoridades; o que en España la CNMT regulando interconexión, bajó en 4 años, el 80% de fibra óptica, 70% de PayTv y 46% de móvil de Telefónica a menos de la mitad.

No existe antecedente donde los regulados amenacen a la autoridad. La UIT, la OCDE y decenas de organismos defienden la tarea regulatoria técnica y apolítica del IFT. En América Latina hay cuando menos 5 proyectos legislativos que buscan distintos niveles de autonomía, incluida la constitucional, siguiendo el modelo mexicano. La capitulación del IFT es un ataque a la democracia y al Estado de derecho. Ya los vimos, sabemos quiénes son, sabemos qué hacer.

Miembro del Consejo Consultivo del IFT

Etiquetas: ,