• miércoles, noviembre 25, 2020

Gobiernos deben trabajar por la transparencia: expertos

Amedi
Amedi
septiembre29/ 2016

El Universal

Es necesario mejorar las leyes de coordinación existentes para que los tres niveles de gobierno trabajen de manera coordinada y que se transparenten los recursos públicos de forma que no sean utilizados con otros fines, coincidieron especialistas durante su participación en el Seminario Federalismo Constitucional Mexicano, organizado por EL UNIVERSAL y El Colegio de México, en el marco del centenario de El Gran Diario de México.

Destacaron que se necesita una coordinación entre los gobiernos y actores sociales, buenas prácticas y estrategias para mejorar las condiciones de la sociedad con políticas públicas que estén bien focalizadas.

En presencia de Gustavo Vega y Laura Flamand, secretario general y coordinadora general académica de El Colegio de México, respectivamente, Juan Ramón de la Fuente, coordinador del Consejo Editorial Consultivo de EL UNIVERSAL, resaltó que en el país existe un problema de eficacia y transparencia en el uso de los recursos públicos, por lo que es necesario hacer propuestas y buscar alternativas para fiscalizarlos.

“Frente a los problemas que plantea la federalización, las tentaciones centralizadoras son muy grandes y no necesariamente van a ser la respuesta. Quizá pensar en la idea de propuestas que sí puedan tocar el problema sin que necesariamente caigamos en la solución de regresar a una tentación centralizadora”, expuso.

Ante los panelistas, el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) enfatizó que es necesario pensar en alternativas a la centralización; considerar, por ejemplo, la fiscalización del presupuesto o analizar la fragmentación ocasionada por las diferentes leyes y normas que rigen la prestación de servicios públicos.

Centenario de la Carta Magna. En su intervención, el columnista de EL UNIVERSAL Ricardo Raphael de la Madrid planteó que es necesario analizar las causas de los problemas discutidos en el encuentro y qué tanto han sido generados por el sistema federal que existe.

Expuso se construirá un documento a partir de los foros sobre el federalismo organizados por El Gran Diario de México, el cual será entregado al Senado de la República en el marco del centenario de la Constitución de 1917. El principal cuestionamiento sobre el cual debe girar es en torno a las modificaciones que son necesarias hacer al federalismo, más allá de la coordinación entre las diferentes instancias gubernamentales.

El también académico del CIDE planteó que el federalismo se ha visto como solución y problema en la organización del país. Ejemplificó que en 1992 el sistema educativo se descentralizó y luego en 2013 (con la reforma educativa) se volvió a centralizar; entre estos dos cambios surgió una autoridad “de facto” que ostentó un “enorme poder: el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Ese es el riesgo”.

Gustavo Vega, secretario general de El Colegio de México explicó que el seminario busca animar una discusión plural y rigurosa sobre las transformaciones que ha sufrido el modelo federal mexicano, como consecuencia de una larga transición política del Estado y la democracia del país.

En la sala Alfonso Reyes de El Colegio de México, expertos en seguridad pública, salud, educación, medio ambiente, políticas sociales y de desarrollo económico reflexionaron en distintos paneles sobre el federalismo, la desigualdad y la pobreza, y coincidieron en que hace falta generar datos para hacer diagnósticos.

El problema de la inseguridad. Edna Jaime, directora de México Evalúa, mencionó que el problema de la seguridad y violencia no puede seguir resolviéndose con un modelo de centralización que ha sido rebasado; se necesita de un modelo que diagnostique la problemática de forma local para tener respuestas hiperlocales.

Dijo que no todo el país “se encuentra en llamas”, por lo que se requieren de políticas públicas enfocadas localmente y no dejarle la responsabilidad al gobierno federal: “Si seguimos pretendiendo abatir el tema de la inseguridad mirándolo desde 100 mil metros de altura, enviando fuerzas federales y sin atender la dinámica local, no vamos a tener resultados”.

Dos temas que están presentes en la realidad de México son las políticas públicas enfocadas en la salud y sociales que requieren una gran atención para enfrentar la desigualdad y la pobreza, señalaron especialistas.

Durante su participación, Carlos Moreno, investigador del ITESO, detalló que el problema de la desigualdad y protección de la salud es un fenómeno extendido en todo el mundo. En cuanto al sistema de salud en México, dijo que es fragmentado y sin vigencia por lo que es necesario un debate en cuanto a su operación.

En el tema de políticas sociales, Fausto Hernández comentó que para combatir la pobreza se requiere de la coordinación entre los tres niveles de gobierno. El académico del CIDE aclaró que la descentralización no tiene precisamente el impacto sobre el nivel de pobreza. “Sin embargo cuando existe buen gobierno y una rendición de cuentas, el gobierno local puede ser bueno en abatir la pobreza”.

Sobre las políticas de desarrollo económico, Sárah Martínez-Pellegrini dijo que la desigualdad creciente redunda en el aumento del costo de las políticas públicas.

Profesionalización. El investigador Rogelio Gómez Hermosillo planteó la necesidad de trabajar en un sistema de planeación más efectivo, así como un servicio de profesionalización que es importante en la administración pública; Fernando Nieto coincidió en ello y agregó que invierten recursos que no terminan por dar resultados.

Indicó que es necesario un diseño institucional en el que se definan las tareas de los tres niveles de gobierno, seguido de una coordinación para una acción pública integral.

Respecto a la educación, el investigador Marco Fernández, del Tecnológico de Monterrey, mencionó que la reforma educativa no ha logrado terminar de aterrizar y tiene muchos desafíos para avanzar. Ante las múltiples problemáticas del sector el gobierno federal optó por retomar el control de la nómina magisterial y creó un “desastre administrativo” en las nóminas magisteriales de los estados, puesto que son altamente dependientes de las transferencias federales.

Al plantear la necesidad de coordinar la política social, los investigadores del CIDE Cinthia Michel y Guillermo Cejudo, quien también es el secretario académico del centro, explicaron que en México hay 5 mil programas federales y estatales que están enfocados a terminar con los rezagos sociales y abatir la pobreza, que no funcionan porque tienen problemas de diseño, se encuentran fragmentados y dispersos, no tienen continuidad y tampoco se complementan.