• lunes, enero 21, 2019

Gasto en propaganda de gobierno no debe ser para premiar lealtad política

Amedi
Amedi
mayo19/ 2016

Megalópolis

La Amedi, hizo un llamado a los candidatos a la gubernatura del Estado de Puebla a que presenten y se comprometan con una agenda ciudadana de derecho a la información

Una asignación neutral en el gasto en comunicación social, exigió la AMEDI a los candidatos a la gubernatura poblana, pero además les pidió que esa asignación sea neutral, clara y transparente en los recursos destinados a los medios impresos, electrónicos y digitales locales sin distinción de opinión o postura ideológica.

El gasto para propaganda gubernamental, aseguró la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi),  no debe utilizarse para premiar la lealtad política o para castigar el disenso informativo, sino para informar oportunamente a la población de los temas de interés general.

Por eso, la Amedi, hizo un llamado a los candidatos a la gubernatura del Estado de Puebla a que presenten y se comprometan con una agenda ciudadana de derecho a la información que considere, por lo menos, los siguientes temas: transparencia, libertad de expresión, medios públicos, gastos en comunicación social, radios comunitarias e inclusión digital.

Lo anterior, como parte de un ejercicio realizado con los diferentes candidatos a las gubernaturas a nivel nacional, el Comité Directivo de la AMEDI hizo llegar directamente una carta a los candidatos Blanca Alcalá Ruiz, José Antonio Gali Fayad, Roxana Luna Porquillo, Ana Teresa Aranda Orozco y Abraham Quiroz Palacios.

Dentro del llamado, la Amedi, exige un total respeto a los principios de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y a la Ley de Transparencia local, además de respeto a la autonomía y decisiones del órgano garante de la trasparencia y el acceso a la información de la entidad poblana y la no politización ni partidización en la elección de los comisionados.

Desde la Amedi, exigieron respeto irrestricto a la libertad de expresión y protección a los periodistas, defensores de los derechos humanos y activistas sociales, porque todo gobierno está obligado a garantizar la integridad de los informadores, iniciar averiguaciones para esclarecer las agresiones y sancionar a los responsables, de manera rápida y expedita.

En el rubro de gasto en comunicación social, exigieron que los candidatos se comprometan con que sea neutral, clara y transparente los recursos para los medios impresos, electrónicos y digitales locales sin distinción de opinión o postura ideológica, porque el gasto para propaganda gubernamental no debe utilizarse para premiar la lealtad política o para castigar el disenso informativo, sino para informar oportunamente a la población de los temas de interés general.