• domingo, septiembre 27, 2020

Digital, nueva amenaza para periodistas: Unesco

Amedi
Amedi
agosto05/ 2016

El Universal. Natalia Gómez Quintero

Las amenazas contra periodistas adoptan una nueva dimensión en su forma digital. “Algunos riesgos de seguridad simplemente se han trasladado del ámbito ofine al online. Las amenazas de muerte ahora se envían por correo electrónico y pueden responder a contenidos publicados en internet más que en periódicos impresos o en radiodifusoras”, advierte la Unesco.

Una ocina de medios de comunicación o una imprenta “todavía pueden ser objeto de una bomba, pero actualmente es más común la negación de servicios para echar abajo el sitio web de un medio. Sin embargo, otras amenazas adoptan una nueva dimensión en su forma digital”.

Por ello, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) presenta hoy un estudio sobre al menos 12 de las amenazas digitales que se presentan en el ejercicio periodístico y una serie de recomendaciones para evitar que estos profesionales sean atacados.

En su diagnóstico, indica que, entre 2011 y 2013, 37 de los 276 asesinatos de comunicadores condenados por la Unesco en el mundo fueron de periodistas cuyas principales plataformas estaban basadas en internet.

Indica que otros asesinados utilizaban también herramientas digitales en su labor cotidiana, lo que pudo haberlos expuesto de diversas formas.

?El documento titulado Cómo desarrollar la seguridad digital para el periodismo, indica que organizaciones como Access, Citizen Lab, el Comité para la Protección de Periodistas e IFEX han documentado cada vez más ataques contra esos profesionales sufridos en el ámbito online, a menudo por parte de actores que buscan impulsar objetivos sociopolíticos.

“Agentes estatales o no estatales pueden tratar de inuir en el ujo o contenido de información negando, dicultando, manipulando o monitoreando el acceso a una variedad de datos electrónicos”, indica el documento de la Unesco.

Agresión a mujeres. De acuerdo con la Unesco, las periodistas a veces son víctimas de un doble ataque, porque se convierten en un objetivo tanto por ser mujeres como por ser comunicadoras. Casi dos tercios de las periodistas encuestadas en un reciente estudio dijeron que habían sufrido actos de intimidación, amenazas y abusos en relación con su trabajo, y casi la mitad de ellas dijo que habían sufrido acoso sexual en sus empleos.

Entre las amenazas que describen se encuentran la vigilancia masiva; exploits de software y hardware sin el conocimiento del individuo objetivo; ataques de phishing, así como de dominios falsos; agresiones de intermediarios, negación de servicios, alteración de sitios de internet y cuentas de usuario comprometidas.

Entre las recomendaciones del organismo, se pide garantizar que la capacitación en seguridad digital sea integral e incluya elementos operativos y de atención sicosocial.

“El problema es que muchos periodistas y productores de periodismo online desconocen las amenazas a la seguridad digital que pueden enfrentar cuando reportan o difunden información”, dice el informe pedido por la Unesco a especialistas.

A los profesionales, se les sugiere que si sospechan de un ataque digital envíen los equipos a expertos para que sean analizados e identiquen el malware, limpien el dispositivo y utilicen la muestra identicada para mejorar el software de detección de ataques.

Se propone capacitarlos sobre cómo asegurar sus laptops y otros dispositivos electrónicos en caso de que sean conscados o robados.

También, enseñarlos a instalar y usar tecnologías para ocultar información sensible en sus dispositivos, de acuerdo con el tipo de amenaza a la que se puedan enfrentar.

Falta voluntad política. Ante la “falta de la voluntad política para abordar los delitos contra quienes hacen periodismo digital”, se sugiere a los gobiernos condenar todas las agresiones y violencia contra integrantes de ese gremio.

Se llama a los gobiernos a crear mecanismos nacionales, monitoreados de forma independiente, que promuevan la transparencia, la rendición de cuentas y los procesos judiciales en lo referente a los ataques a periodistas, y reportar sobre el seguimiento judicial en caso de un ataque letal.

A los actores del gremio, se recomienda realizar una evaluación de riesgos individualizada.

A las agencias de noticias, se les plantea adoptar tecnologías seguras para compartir información y sus archivos e impulsar una comunicación anónima y encriptada.