• Miércoles, noviembre 22, 2017

Critica la Amedi a Ifetel por retrasar separación de Telmex

Amedi
Amedi
marzo15/ 2017

La Jornada, Miriam Posada.

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) criticó que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) no haya ordenado la separación funcional de Telmex desde hace tres años, cuando le impuso las reglas asimétricas como parte del agente económico preponderante en telecomunicaciones, con lo que se hubieran dado mejores condiciones de competencia en el mercado, y los competidores tendrían que haber hecho compromisos de inversión.

Asimismo criticó la “complacencia” con la que trata a Televisa, porque si bien ordenó la separación contable y compartición de infraestructura activa, también le dio el beneficio de contratar eventos relevantes y comercializarlos.

Aseguró que permitirle a Televisa la reventa de eventos relevantes “constituye una ventaja competitiva indebida y, por lo tanto, una barrera de entrada para el resto de los competidores que para acceder al contenido relevante tendrán que comprárselo a Televisa. Esta medida convierte a Televisa en un intermediario de facto. Si uno de los negocios de Televisa es la producción, venta y distribución de contenidos, autorizarle la sublicenciación es más un beneficio que una restricción”.

La Amedi, que preside Jorge Fernando Negrete, señaló que si el Ifetel hubiera ordenado la separación funcional de activos de Telmex hace tres años “ya existiría la nueva unidad de negocio que administraría y daría acceso no discriminatorio a la red alámbrica de Telmex y los usuarios tendrían más y mejores ofertas de telefonía y banda ancha fijas. Asimismo, ya se hubieran hecho las inversiones necesarias para ampliar y mejorar la red, así como extender la cobertura de los servicios de telecomunicaciones”.

Criticó que este retraso regulatorio ha propiciado que el resto de los operadores no realicen inversiones suficientes para el desarrollo de redes ni compromisos de acceso universal; y el regulador no les ha establecido obligaciones de cobertura y calidad, a diferencia de los que ocurre en otros países.

El organismo señaló que entre otras decisiones que el Ifetel ha retrasado, como las reglas de preponderancia que pudieron entrar en vigor desde hace tres años, está la licitación de la banda de 2.5 GHz y la emisión de lineamientos para la medición de la pluralidad en los servicios públicos de radiodifusión y televisión restringida; además de los lineamientos de defensa de las audiencias, que ahora están suspendidos hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva la controversia constitucional que interpuso el Senado de la República y el Ejecutivo federal.