• domingo, febrero 17, 2019

Crece la publicidad en radio; hay espacio para la competencia: Amedi

Amedi
Amedi
julio27/ 2016

La Crónica de Hoy. Adrián Arias

En los últimos ocho años, los ingresos por publicidad en internet crecieron 258 por ciento, superando a la publicidad en radio, que creció sólo 20 por ciento. La brecha entre ambos medios se ha reducido y al cierre de 2015 generaron casi los mismos ingresos publicitarios, de acuerdo con un análisis de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi).

Los ingresos del internet pasaron de mil 799 millones de pesos en 2008, a 6 mil 437 millones al cierre de 2015, acumulando un crecimiento de más de 200 por ciento, mientras que los de la radio pasaron de 5 mil 608 a 6 mil 732 millones, un aumento de 20 por ciento. Así, la publicidad en Internet está creciendo más rápido que en radio.

En 2015 el internet generó 6 mil 437 millones de pesos, mientras que la radio obtuvo ingresos por 6 mil 732 millones de pesos. Con ello la radio superó al internet tan sólo por una diferencia marginal de 295 millones de pesos.

En el año 2008  la diferencia de ingresos entre ambos medios era abismal, ya que la radio superaba al internet por una diferencia de 3 mil 809 millones de pesos, pero a lo largo de los años los anunciantes han optado por destinar más recursos a los anuncios en la red y en 2014 el internet llegó a los 6 mil 85 millones de pesos.

La radio representó el 9.1 por ciento del total de 74 mil millones de pesos que generó el mercado publicitario en 2015. Pese a que la publicidad en internet está creciendo más rápido, la Amedi destaca que los ingresos de la radio se han mantenido estables en los últimos años.

“No se aprecia una caída de la inversión publicitaria en radio, como sostiene la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) para señalar que ya no existe mercado para nuevos competidores sino más bien un crecimiento acelerado de la publicidad en Internet”, detalló la Amedi.

“No se justifica la cerrazón a nuevos radiodifusores por una contracción inexistente del pastel publicitario, sino una oportunidad de migrar a nuevas plataformas”, abundó.