• Lunes, septiembre 25, 2017

Carta a Olegario Vázquez Aldir

Amedi
Amedi
octubre24/ 2016

El Universal Irene Levy

¿Sabía usted que según el Instituto Federal de Telecomunicaciones lo que más ven los niños de entre cuatro y 12 años son precisamente las telenovelas, y que el horario de mayor exposición del público infantil es de 20 a 22 horas?

Olegario, muchas felicidades por haber iniciado operaciones de la tan esperada —y mal llamada— tercera cadena de televisión. Parecía imposible que el Estado mexicano permitiera la existencia de una empresa en posibilidades de diluir la enorme concentración nacional de televisión comercial abierta que conjuntan Televisa y Televisión Azteca. Sé bien que les ha costado mucho dinero, esfuerzo y tiempo, pero han logrado que el lunes 17 de octubre de 2016 se escriba en la historia de la radiodifusión del país.

El gran paso se lo debemos a usted y a su equipo, pero también a los que redactaron e impulsaron la reforma en telecomunicaciones de 2013, a los funcionarios que la implementaron a pesar de los obstáculos que les colocaron en el camino y a la sociedad que reclamó y aclamó mayor competencia en la televisión abierta comercial.

Olegario, le cuento que yo, como muchas y muchos mexicanos, sintonicé ansiosa el televisor el lunes pasado en punto de las 8 pm en el canal 3. Imagen Televisión será, según dijo la presentación con la que inició sus transmisiones: “una nueva televisión abierta, una tele para toda la familia, libre y a tu medida, una tele de la que formemos parte, divertida sobre todo, para crear nuevos mundos, una tele como ninguna otra… ese sueño hoy se cumplió”¿El sueño de quién se cumplió, Olegario? Porque muchos soñábamos, y seguimos soñando, con una televisión comercial distinta, más que nueva; con contenidos inteligentes, más que taquilleros; con horarios y programas que respeten a los niños y los tomen en cuenta. No, no soy ajena al hecho de que la televisión abierta comercial vive de la publicidad. Lo sé. Y también sé que los contenidos que más se ven en esa plataforma son las telenovelas y las noticias pero ¿sabía usted que según el Instituto Federal de Telecomunicaciones lo que más ven los niños de entre cuatro y 12 años son precisamente las telenovelas, y que el horario de mayor exposición del público infantil es de 20 a 22 horas? Entonces ¿por qué estrenó su canal con una telenovela clasificación B15 a las 8 de la noche? Sí, esto cumple con la normatividad —agresiva y triste— que emitió recientemente la Secretaría de Gobernación mediante la cual que adelantó varias horas las clasificaciones no aptas para niños (B y B15), para beneficio económico de las televisoras comerciales, pero ¿era prudente iniciar así este histórico día para la televisión mexicana? Me parece que no.

“Entretenimiento, deportes, noticias, series, información y diversión”, siguió anunciando Imagen Televisión en su promocional el día de la apertura… ¿y la cultura, Olegario? ¿Tan jodidos estamos los mexicanos para no soportar géneros distintos a los que nos propinan en la televisión comercial? ¿De plano nadie se anunciaría en esos programas o en otros? ¿Todo tiene que ser telenovelas, noticias, deportes o farándula? Usted sabe más del negocio que yo, y por lo que veo la respuesta es aparentemente que sí. ¿No hay espacio para cambios?

Oiga, don Olegario, ¿ya analizó el comparativo de programación de los canales 2, de Televisa; 13, de Azteca, y el 3, de usted? Yo lo hice y se lo comparto: de lunes a viernes, el canal que más telenovelas transmite —o teleseries como las llaman— es Imagen Televisión. De 12 horas de programación (de las 12 a las 24 horas) transmite 9, sí, nueve horas de telenovelas, frente a también la enorme cantidad de 7 horas y media del Canal de las Estrellas, y 5 horas de Azteca 13. Además, de 20 a 22 horas (el horario en que más ven tele los niños), en los tres canales que mencioné se ven solo telenovelas. De hecho, su canal no es opción para los niños de lunes a viernes. Ninguno de sus programas está dirigido a la población infantil, entonces, ¿por qué se anuncia como una tele para toda la familia?

Olegario, no tome a mal lo que le digo, desde luego sé que la televisión comercial es un negocio y me congratulo de que así lo vea usted, de lo contrario no habría un nuevo canal, pero podría, además de nuevo ¿ser un canal diferente? Entiendo la dificultad que presenta el mercado en el que valientemente ha incursionado, enfrenta retos importantes debido a la actual diversidad de plataformas en las que se distribuyen los contenidos, especialmente internet, pero usted que representa un consorcio multiplataforma (periódico, radio, televisión, internet y hasta un equipo de futbol), sabe del tema, ¿en serio no da para algo que no sean más de 9 horas de telenovelas al día de lunes a viernes?

No quiero parecer una mexicana ingrata, el nacimiento de Imagen Televisión ya en sí mismo es positivo. Con su presencia, Olegario, los mercados de publicidad y contenidos —de los que vive la televisión abierta— serán más sanos y habrá mayor competencia, y de esta manera los anunciantes y los productores tendrán una opción más, un nuevo espacio y también mayor poder de negociación frente a las televisoras que aumentará en tanto se incremente la audiencia de Canal 3; esto siempre es bueno y se le agradezco yo y muchos más, pero también le pido que tome en cuenta la sed que existe en este país de otros contenidos. ¿Podría considerar incorporar otro tipo de programación distinto a la de su competencia por favor? porque ahora Canal 3 es más de lo mismo. ¿No cree que la renovación de los contenidos podría ampliar la vida de la televisión abierta? ¿No cree que México se lo merece? #juntospodemosserlibres.

*Presidenta de Observatel y profesora de la Universidad Iberoamericana.

Esta columna refleja la posición personal de la autora

twitter: @soyirenelevy