• Lunes, julio 24, 2017

Amenazas a la reforma telecom

Jorge Fernando Negrete
Jorge Fernando Negrete
junio26/ 2017

Publicado en Reforma.

La reforma estructural más exitosa de este Gobierno y el IFT son amenazados. A alguien le conviene no conectar a México. El cabildeo en el sector telecom no tiene de rodillas a una empresa, tiene secuestrado un país, y con ello construyen amenazas contra la reforma telecom a cuatro años de su aprobación.

Sorprende que, cuando se trata de proteger la libertad de expresión de los radiodifusores, se dispone de un aparato de cabildeo que conspira con partidos, gobernadores, presidentes municipales, la poderosa industria de la radiodifusión y pone en marcha el desmantelamiento de las facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones en materia de defensa de las audiencias, con la finalidad de habilitar nuevamente el negocio de la publicidad oficial pagada en contra del derecho de los ciudadanos a recibir información veraz, plural y oportuna.

Todo derecho fundamental goza de la tutela jurídica de un órgano del Estado. En este caso, se propone que ese derecho sea protegido por los regulados, es decir, los radiodifusores, privilegiando su libertad de expresión sobre el derecho a la información de la sociedad, desestimando la fuerza de la estructura estatal para protegerlos.

Pero cuando se trata de conectar a Internet y ofrecer servicios telecom, donde se ejerce el derecho a la información, la libertad de expresión y se habilitan otros derechos como salud, educación, cultura, entre otros, el tema cambia: todo es lento y se propone una regulación que castiga generar cobertura, que privilegia competir sólo sobre las redes telecom establecidas para distribuirse en porcentajes el mercado.

La reforma telecom desatoró la inversión, fomentó la competencia y reorientó los esfuerzos para mejorar servicios y calidad, pero nunca buscó la cobertura de más de 40 millones de mexicanos sin servicios. A más banda ancha, la migración de las audiencias se incrementa y colapsa los modelos de negocios de la radiodifusión. Fenómenos políticos como el Bronco en Nuevo León o el conjunto de diputados de Movimiento Ciudadano en Jalisco, confirman la hipótesis de que banda ancha y nivel educativo alto generan una sociedad más informada y crítica mediante medios digitales, capaz de competir con los tradicionales.

¿Cuáles son los estados más desconectados? Según informes del IFT, Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Tlaxcala y Michoacán. Mantener esos estados desconectados es una oportunidad para conservar negocios históricos entre Gobierno y medios tradicionales. Hay un ataque a los derechos fundamentales de estos estados y sus ciudadanos. Aquí es donde se encuentran las buenas y las malas prácticas regulatorias, por ello me voy a referir a las nuevas leyes telecom de España y México, lanzadas una y otra a tan sólo dos meses de diferencia, pero que han generado efectos distintos en ambos países.

Hace 2 años Telefónica en España adquirió Canal+, obteniendo con ello 70% del mercado de TV de paga. La regulación generó un efecto de presión competitiva que terminó por conformar 4 grupos totalmente convergentes en 3 años. Telefónica pasó su participación de mercado de 70 a poco más de 50 por ciento. ¿Perdió mercado? Si se ve la contabilidad en su porcentaje general, sí; pero en realidad creció la base de usuarios. El sector español agregó nuevos usuarios y amplió el mercado.

El modelo mexicano presupone que hay que dividirse los usuarios existentes y dejar fuera a los no conectados. Dejo que José María Álvarez-Pallete, CEO de Telefónica, explique el fenómeno en una entrevista para El País:

“España era en 2007-2008 el décimo tercer país europeo por penetración de ultra banda ancha. Hoy es el líder.” “Hay más fibra en España que en la suma de Reino Unido, Alemania, Italia y Francia juntas, y no sólo es fibra de Telefónica, es fibra del sector”. “España es el tercer país de la OCDE detrás de Japón y Corea en penetración de fibra”. “Vodafone tiene más ultra banda ancha en España que en el Reino Unido”. “Orange tiene más fibra en España que en Francia”.

La competencia por infraestructura en España se separa de la histórica competencia por servicio y compartición de Europa. En México, AT&T está demostrando que compite con infraestructura y calidad como diferenciadores. Esa es la competencia en Norteamérica a la que pertenecemos y a dónde va el mundo.

La miserable visión de repartirse el mercado actual en partes iguales buscando que se regale usuarios a los competidores menores como premio sin invertir, abandona a los desconectados.

Queda claro que un sector quiere todo para sí: audiencias, presupuesto de publicidad oficial, que les regalen usuarios, convergencia sólo para ellos, tarifa cero de interconexión y para eso necesitan mantener su hegemonía en la radiodifusión, con ciudadanos desconectados. El subsidio regulatorio genera corrupción de mercado, pero sobre todo daña la calidad de nuestra democracia y el Estado de derecho. Ya no es un legítimo cabildeo, es un daño a la nación.

Etiquetas: